viernes, 24 de junio de 2011

LAS FUNCIONES DEL LENGUAJE


 

Oraciones
Intenciones

¡Ana, cuidado con esa ola!
Avisar al receptor de un peligro.
¡Qué ola más grande!
Expresar las propias emociones.
Las olas son ondulaciones del mar.
Informar y explicar.
Las olas son caricias del mar sobre la playa.
Destacar la belleza de las olas.
Ola es un nombre, sustantivo.
Explicar un término gramatical.
Ana... ¿oyes?... ¿sí? Es una ola.
Comprobar si el que escucha está atento.

Cuando utilizamos el lenguaje, lo hacemos con una intención específica. Puede ser para informar sobre algo, convencer a alguien, expresar sentimientos... Todas las oraciones anteriores hablan de las olas del mar; pero se han emitido con diferentes intenciones. Esas intenciones se denominan funciones del lenguaje.


Función
Intención
Recursos usados
Ejemplos
Emotiva o expresiva
Expresar los sentimientos y emociones del emisor.
Entonación exclamativa o interrogativa; uso de pronombres y formas verbales en primera persona.
¡Qué susto me di! ¿No te lo he dicho yo muchas veces?
Representa-tiva o referencial
Informar o transmitir un contenido: el mensaje.
Léxico claro, apropiado y sencillo; exento de adornos o frases recargadas; entonación neutra, sin emotividad.
El cobre es buen conductor
de la electricidad.
Conativa o apelativa
Influir, aconsejar o llamar la atención del receptor para que actúe de una forma determinada.
Uso de pronombres y formas verbales en segunda persona; uso de verbos en modo imperativo; entonación exclamativa o interrogativa.
¡A ti, a ti te estoy llamando! ¡Rafael! ¡Siéntate! ¿Cómo te llamas?
Poética o estética
Expresar un mensaje de forma bella teniendo en cuenta el código y sus recursos.
Los propios de la lengua literaria: vocabulario selecto, lenguaje cuidado y uso de recursos que evoquen belleza.
Las nubes, cual copos de algodón, esponjosos, flotan en el azul del firmamento.
Fática o de contacto
Asegurar que el canal a través del cual se establece la comunicación, funciona.
Expresiones sencillas, preguntas cortas para comprobar si el receptor escucha y comprende.
-      Oiga... ¿me oye?
-      - Diga, diga... le escucho.
Metalingüís-tica
Explicar y aclarar aspectos referidos al código, es decir, a la propia lengua.
Frases sencillas y claras, sin complejidad; términos precisos y concisos, sin ambigüedad.
Casa es una palabra primitiva y casita es una palabra derivada.

El hombre, al utilizar el lenguaje, lo hace con una intención comunicativa determinada: quiere convencer, ordenar, conmover, informar o tener la intención de resaltar la información pura y  simple de un hecho, llamar la atención sobre sí mismo o sobre el receptor, o bien quiere destacar el valor estético de la expresión. Según cuál sea su intención, el mensaje cumplirá una función diferente, y esto da lugar a que se hable de las distintas funciones del lenguaje.

1.   FUNCIÓN EXPRESIVA O EMOTIVA

Expresa el estado de ánimo y la actitud del emisor que pretende expresar sus sentimientos y emociones. Por ello se sirve de formas gramaticales como exclamaciones, interjecciones, etc.  Ej. ¡Qué dolor!, ¡Qué triste es la vida!, o en el uso de sufijos aumentativos, diminutivos y despectivos, Ej. : trabaja en una tienducha, ¡Qué casona!, - son mis amiguitos, etc.

2.   FUNCIÓN CONATIVA O APELATIVA

Actúa sobre el receptor intentando obtener una reacción de éste. El caso más evidente se da con el uso de los imperativos: al decir ¡basta ya!, ¡siéntate ya!, etc. el emisor incide sobre el receptor y provoca en él una determinada conducta.
Manifiesta la intención del emisor de pretender una respuesta del interlocutor, por eso se dice que el elemento que predomina es el receptor, porque se intenta modificar su conducta.

3.   FUNCIÓN REPRESENTATIVA, DENOTATIVA O REFERENCIAL
Es aquella con la cual se pretende transmitir una información de manera objetiva sobre algún hecho de la realidad, sin que el emisor ni el receptor intervengan subjetivamente. El elemento de la comunicación que destaca sobre las demás es el contexto. Ej. Información objetiva como son los científicos o los de periodismo divulgado, los tratados, textos, diccionarios, etc.
4.   FUNCIÓN FÁTICA

El mensaje no tiene otra finalidad comunicativa que la de abrir o comprobar que sigue abierto el canal de comunicación que por tanto será el elemento predominante. Ej. ¿Dígame?, si, si que, se usan como medio de abrir, mantener, interrumpir o cerrar la comunicación.


5.   FUNCIÓN POÉTICA O ESTÉTICA
Manifiesta la intención del emisor de crear un mensaje bello, que tenga la finalidad en sí mismo, para lo cual elige las palabras más por su valor estético que por su contenido. Es en general el lenguaje propio de la poesía y de la literatura.
Ejemplo:  Dios mío, estoy llorando el ser que vivo; me pesa haber tomádote tu pan; pero este pobre barro pensativo no es costra fermentada en tu costado...

6.   FUNCIÓN METALINGÜÍSTICA.
El mensaje cumple una función de hablar sobre la propia lengua, es decir sobre el código de la comunicación verbal. Se usa la lengua para hablar de sí misma. Cuando el emisor codifica un mensaje en el cual una o más palabras no son entendidas por el receptor porque no las conoce, lo normal es que el receptor pregunte para saber qué significan y que el emisor le proporcione esta información. Esta función es propia de los diccionarios y libros de lengua.
Actividades:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada